Inicio de sesión de usuario

En línea
En este momento hay 0 usuarios y 46 invitados en línea.

Últimos Comentarios

Alimentos de la Tierra

Alimentos de la Tierra

Alimentos de la Tierra(0/10)


Título original: Alimentos de la Tierra
Autor: Pascual García
Género: Poesía
Saga:
Año Copyright: 2008
Premios:

Pascual García nace en Moratalla (Murcia) en 1962. Es doctor en filosofía y letras y profesor de lengua y literatura española en el IES Alfonso X el Sabio de Murcia. Uno de los poetas emergentes de la Región Murciana.

Alimentos de la Tierra
(0/10)
Autor: Pascual García
Editorial / Colección: Huerga & Fierro Editores / Poesía
Género: Poesía
Edición: Rústica
Año Publicación: 2008


Resultado de Votos
Puntuación: 0.0, Votos: 0
 [publicar esta ficha en mi blog] [en un foro] [compartir en facebook]
Pon esta ficha en Sedice.com:
[leelibros.com:A69903]#
[leelibros.com:B69903]#
[leelibros.com:C69903]#
Nebulos | 2008-09-19 18:22 |  comentario

Alimentos de la tierra es uno de los poemarios más contundentes, permitidme decirlo así, que he leído en los últimos tiempos. Es un poemario que huele a leña para el fuego, a manos sucias que traen esa leña y la encienden, que te hace tiritar con el frío de noviembre, con las tardes oscuras de diciembre, pero también huele a luna de enero, a frío, a nieve, y a mucho humo de leña nacida de la tierra.
Cuarenta y un poemas que nos dice, en un principio, que la tierra nos pertenece, pero, a la vez, que somos criaturas de ceniza, que aguardamos el amanecer como esclavos de ella, insomnes, animales de humo y serán nuestros hijos quienes nos harán eternos, no nosotros, mientras los árboles aguardan el milagro, sin que en ningún momento olvidemos esas manos que traen la leña, que encienden el fuego.
Fuego, hogar, recuerdos de diciembre, helado aliento en las tardes umbrías, y, envolviéndolo todo, el sublime momento de abrir la puerta, de emprender un camino que no nos llevará a ninguna parte. Un poemario dividido en dos partes, que nos recordará, con furia, la profunda verdad de la miseria.
Y en torno a esas manos sucias que traían la leña para encender el fuego, donde dormiremos también con furia en espera del escurridizo sol de noviembre, el amor, el amor de una madre, que nos llamará cada domingo para lavarnos, y nos traerá la ropa nueva a la cama, en la habitación que no es la nuestra, por que la infancia se nos fue tan lejos que ya no nos acordamos de ella, llevándose la luz de las mañanas, aquella luz de otoño de sus manos.
Siempre las manos. Siempre el fuego encendido, la ventana cerrada de la noche, nos recordará, ahora sí, que la casa es ella, como antes lo fue su madre y ha de serlo su hija, en algún futuro no muy lejano, que tendrá, como hilo de enlace, el fuego, las manos, la búsqueda de una mañana, y el paso de los meses.

Inicie sesión para enviar comentarios
Buscar

Estadísticas

Fichas Libros:8791
(Total Ediciones):11580
Fichas Películas:3964
Fichas Anime:472
Fichas Cómics:870

Total Fichas: 14097
Total Usuarios: 14856
Comentarios: 10235